ExpoCredit

Inflación en Latino América y crecimiento de tasas

¿Cuál es el pronóstico de inflación en Latino América?

Los principales países de América Latina están presentando cifras dispares que enfrentan el crecimiento principalmente del consumo, frente a una inflación que sigue empujando al alza.

A principios de junio, la CEPAL (comisión económica para América latina) proyectó un incremento de la inflación en Latino América cercano al 8,1% para 2022. En donde, citó los bloqueos decretados en altos centros de producción en China, la guerra de Ucrania y los altos precios de los insumos y materias primas en el mundo.

Sin embargo, un mes después el FMI señaló, una revisión al alza y pronosticó que la inflación llegaría al 12,1% en 2022, en una revisión de 90 p.b. respecto a la proyectada por la misma entidad en abril del 11,2%.  Asimismo, indicó que la inflación cedería en 2023 se ubicaría en 8,6% en promedio para la región. Aun así, muy alejada del promedio considerado sano por parte de la mayoría de los bancos centrales de entre el 2% y 4%.

Comportamiento de las tasas en Latino América

Esta situación ha traído consigo una aceleración en el incremento de la tasa de interés concertada por los bancos centrales de las principales economías de Latinoamérica.

Tanto el gobierno de México, como el de Chile, anunciaron medidas similares, en donde se realizaron incrementos en la tasa de interés, situándolas en 8,5% y 9,75% respectivamente.

De igual forma, en Colombia la tasa de interés es la mayor registrada desde 2009. Con un reciente ajuste que llegó al 9%, y puede seguir incrementándose, según declaró José Ignacio López, director de investigaciones de Corficolombiana, al medio local RCN Radio:

“De aquí a que los consumidores sientan el efecto completo, sabemos que hay un tiempo y un mecanismo de transmisión que puede durar hasta 18 meses” y que “tras el ajuste del 9% que se anunció la semana anterior, este podría llegar incluso al 10% en un proceso que se podría sentir especialmente en los próximos meses”

Por otro lado, Perú sigue la tendencia regional, y aunque la inflación anual llegó en julio al 9,28% registró una leve caída con respecto a la inflación anualizada registrada a junio.

Siguiendo las proyecciones del propio Banco Central de Reserva del Perú, citando la reducción en las cotizaciones internacionales en materias primas clave para la producción local de alimentos, principalmente trigo y maíz. El Banco Central subió su tasa de referencia en julio al 6% con un incremento de 50 p.b. respecto a la tasa anterior que, siguiendo una tendencia alcista, sigue siendo la menor entre las mayores economías de la región.

Inflación en Latino América: Consumo a contra tendencia

Por ahora, el incremento continuo en las tasas de interés no parece tener un efecto inmediato en el consumo. Según el índice amplio de estudio de consumo de BBVA Research, México registró un incremento del consumo en 1% durante el mes de junio. Esto apoyó un incremento mes a mes del 1,7% en el segmento de servicios, especialmente no turísticos. En ventas por tipo de establecimiento, el mayor incremento se dio en establecimientos físicos con un 1,6%.

De la misma forma, Chile, según reportó FocusEconomics, el consumo privado del país registrará un alza de 1,7% respecto al registrado en 2021. Sin embargo, este se ralentizaría y prácticamente permanecería sin cambios en 2023, con una variación de apenas 0,1%.

Por otro lado, para México, el consumo, según este informe, sería del 2,2% en 2022, y 2,3% para el 2023. Mientras Colombia presentaría un fuerte incremento en el consumo de 5,9% en 2022, siendo el mayor en la región latinoamericana, cayendo a 2,6% en 2023, según las previsiones del panel.

Finalmente, Perú, según El BBVA Research crecería un 2,6% este año. Respaldado principalmente en la liberalización de los fondos de pensiones y de depósitos CTS. Para Perú, afirma “Localmente, la actividad sorprendió positivamente en el primer trimestre, apoyada en mucho en el gasto de consumo de las familias, que coincidió con la flexibilización de las medidas de aislamiento sanitario y un descenso importante de la tasa de ahorro privado. El crecimiento hubiese sido mayor, pero la sostenida conflictividad social no lo permitió.”

En general, la mayoría de los países con economías de menor tamaño de la región presentaría un crecimiento positivo en el rango entre 2,3% y el 3,7%. Para más información de como mitigar la inflación en Latino América, lee nuestro artículo Factoring, estrategia clave para hacer frente a la inflación